Del 18 al 20 de Noviembre del 2014, a realizarse en elInstituto de Investigaciones Dr. José María Luis Mora, Plaza Valentín Gómez Farías 12, San Juan Mixcoac 03730, México, D. F.   üObjetivo Dialogar y debatir sobre el impacto a nivel personal, familiar y laboral que han generado las experiencias de investigación y formación del “Enfoque; Democratización de las Relaciones Familiares” con:  funcionarios y funcionarias de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal, académicas/os, agentes de programas sociales y agentes comunitarios. Asimismo queremos analizar maneras en que podríamos evaluar las repercusiones de la prevención en las familias, comunidades y alumnos/as sobre los que ha impactado el trabajo de los y las personas formadas en el enfoque de democratización familiar. üJustificación Estimadas /os colegas: Nos hemos propuesto, con este seminario, realizar un análisis del impacto que hemos tenido en las personas y los grupos con los que hemos desarrollado los procesos de investigación y formación en democratización familiar en los últimos cinco años, en México, Melilla, España, y Rosario, Argentina, a partir de lo siguiente: En primer lugar queremos hacer un seguimiento de los diplomados, impartidos en el Poder Judicial de la Federación, en México, coordinados por la doctora Beatriz Elba Schmukler, del Instituto Mora y el equipo de democratización familiar, conformado por la psicóloga Lizzy Palencia, el maestro Hugo Rocha, la doctoranda Mónica Morales y la doctora María Jiménez.

  1. Diplomados del Poder Judicial de la Federación:

Dos diplomados impartidos de septiembre de 2011 a mayo de 2013, a dos grupos de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) y a dos grupos del Consejo de la Judicatura Federal (CJF); el trabajo con la SCJN fue impulsado por la Mtra. Mónica Maccise Duayhe, Titular de la Unidad de Género de la SCJN y la Mtra. Adriana Ortega Ortiz, Directora de Área de la unidad de igualdad de género de la SCJN. Y en el Consejo de la Judicatura Federal, por la Mtra. Ma. Jacqueline Martínez Uriarte, Titular de la Dirección General de Derechos Humanos, Equidad de Género y Asuntos Internacionales del CJF y la Mtra. María de la Concepción Vallarta Vázquez, Directora de Equidad de Género del CJF.

  1. Investigación y formación en democratización familiar en Melilla, Universidad de Granada, España:

Nos proponemos dar cuenta de los resultados del proceso de investigación y capacitación en la Ciudad Autónoma de Melilla, auspiciado por las profesoras de la Universidad de Granada, doctoras Francisca Ruiz Garzón coordinadora de la investigación y el proceso de formación y Gracia González Gijón, investigadora, con el asesoramiento y trabajo docente de la doctora Beatriz Elba Schmukler.

  1. Investigación y formación en la Ciudad de Rosario, Universidad Nacional de Rosario, Argentina:

También, queremos realizar un análisis del proceso de capacitación realizado en la Ciudad Autónoma de Rosario en Argentina, co- coordinado por la Dra. Silvia Levín, Directora del Centro de Investigación en Políticas Públicas, Derecho y Gobierno de la Facultad de Derecho, Universidad Nacional de Rosario y la doctora Beatriz Elba Schmukler, en el marco del proyecto Diseño de un modelo de Política Pública de Prevención de Violencia de Género, para Argentina y México,” auspiciado por el Instituto Mora. En este proyecto contamos con la contribución del trabajo docente de la doctora Graciela de Garay.

  1. Programa de Especialización en Familias y Prevención de la Violencia.

Formación al Personal docente de la Universidad Autónoma de Querétaro en el enfoque de Democratización Familiar, para el Programa de especialización en Familias, coordinado sucesivamente por la Mtra. Patricia Palacios Sierra y la Dra. Sulima García Falconi.

  1. Curso de especialización y diplomado de agentes de desarrollo local para la prevención de la violencia de género, en Cd. Nezahualcóyotl, Estado de México, en conjunto con la UAEMex:

Formación a estudiantes universitarios, promotores en el área de la salud y programas sociales del DIFEM, Consejo Estatal de la Mujer, y otros, así como líderes de organizaciones de la sociedad civil. Cada uno de estos procesos tuvo rasgos comunes y disímiles simultáneamente. Tuvieron el carácter común de ser procesos de formación con el fin de ir generando una nueva mirada a los mandatos de género, para reflexionar sobre ellos, reinterpretarlos y movernos del lugar de la reproducción automática de aquellos moldes que justifican la desigualdad de género y los abusos hacia las mujeres y los niños y niñas en la vida familiar y en las relaciones íntimas. Es decir que fueron procesos pensados para prevenir la violencia de género en las familias, y desde allí proyectar sus efectos en la vida laboral y en todas las relaciones íntimas, los noviazgos, las amistades y los vínculos cercanos en la comunidad, en el barrio en la oficina. Una segunda característica de estos procesos marca ciertas diferencias. En el Poder Judicial, participó tanto personal jurídico como personal administrativo. Esto implicó que la tarea de prevención estuvo pensada, para influir en la mirada, el pensamiento las actitudes de género y autoridad de los secretarios de estudio y cuenta y otros miembros del personal que pueden tener mucha influencia en las investigaciones de los casos jurídicos, en los diálogos entre quienes están resolviendo un juicio y evaluando casos de conflictos y abusos en familias, así como en las situaciones de abusos y discriminaciones hacia las mujeres y aún hombres en situaciones de subordinación en la propia institución judicial. La idea que tuvimos era la posibilidad de ampliar tanto las concepciones y representaciones de género y familia para que pudiera tener mucho más presencia la voz de las mujeres y los niños y niñas en los procesos jurídicos. A su vez la participación del personal administrativo nos permitía generar una reflexión para desarrollar actitudes de respeto y diálogos apreciativos hacia las mujeres dentro de la vida cotidiana de la institución, maneras de resolución de conflictos institucionales mediante la escucha, la empatía y el respeto a los derechos humanos y también influir en las relaciones empleada/os jefes/as, donde se juegan muchas de las relaciones de verticalidad y poder entre hombres y mujeres, y entre personal del mismo sexo; en el trabajo de las estancias infantiles así como en la vida íntima de todo el personal que participó, de todas las edades, humanizando los vínculos y fortaleciendo las relaciones de igualdad entre géneros, niñas, y niños y mujeres y hombres y de compañerismo y respeto en todos los vínculos laborales, sin importar sexo, edad o elección sexual o la diversidad de capacidades, respondiendo al concepto de democratización que se refiere tanto a la igualdad de género como a una democratización del propio concepto de autoridad . En los casos de Melilla y Rosario, los participantes fueron los funcionarios del gobierno local o promotores y promotoras de organizaciones no gubernamentales, que trabajan directamente con poblaciones en riesgo, dado que presentan actitudes que aceptan la desigualdad de género, en programas de erradicación de la violencia o programas educativos, de derechos humanos y desarrollo social. En el caso de la Universidad Autónoma de Querétaro se formó a un equipo docente de la facultad de Ciencias Políticas y Sociales, en el enfoque de democratización familiar,  promovido por la maestra Patricia Palacios Sierra, con la colaboración de la doctora Sulima García Falconi. Esta especialidad ha sido coordinada sucesivamente por ambas profesoras. El riesgo de las poblaciones se mide por las condiciones de pobreza y altos niveles de marginalidad en los territorios, por las experiencias de violencia en las familias de origen y en la infancia, y por las actitudes de aceptación de la violencia y la desigualdad de género como algo “natural”. El factor de riesgo que puede prevenirse con las capacitaciones son esas actitudes de aceptación de la violencia, a través de “desnaturalizar” los abusos y reconstruir, en un accionar colectivo, estrategias de igualdad entre los géneros en la vida de pareja y familia, que se trasladan automáticamente a la vida laboral y comunitaria. Nos inspiramos en el concepto de poblaciones en riesgo que maneja la OMS para los programas y políticas de prevención de la violencia, haciendo especial hincapié en la transformación de actitudes y reprresentaciones sociales de género. Más aún creemos que el riesgo lo padecemos todos y todas, sólo que cada uno/a de nosotros hemos desarrollado diversas herramientas y recursos para detectar los abusos tempranamente en nuestras vidas y, justamente, los programas de prevención están dirigidos hacia esa detección temprana, y a la reflexión de nuestros mandatos de género, encaminada a la transformación personal. A sí mismo desarrollar herramientas para detectar las violencias, detenerlas a tiempo y resolverlas, ya sea con estrategias de diálogos y mecanismos no violentos o con recursos personales de alejamiento a tiempo de los vínculos destructivos.   PROPUESTA DE TEMAS A REFLEXIONAR DURANTE EL SEMINARIO:

  1. Procesos de transformación de los participantes de los procesos de capacitación a nivel: personal, familiar y laboral (relaciones interpersonales y práctica laboral) y en otras relaciones íntimas (noviazgos, amigos), y análisis de los factores que facilitaron esas transformaciones.

 

  1. Debate del concepto de Democratización Familiar y otros procesos de democratización asociados en el ámbito laboral y comunitario. Nos preguntamos si podríamos manejar un concepto de prevención de violencia de género que abarque otros ámbitos además del familiar. Esta pregunta remite a la influencia que tienen las familias en la reproducción de viejos mandatos de género y en un nuevo proceso de construcción de nuevos paradigmas.

 

  1. Nos preguntamos qué otros modelos de prevención de violencia de género nos interesa recuperar y cómo podemos complementarlo con el modelo de Democratización Familiar.

 

  1. Proponemos elaborar conjuntamente una propuesta de seguimiento a través de una Red de democratización familiar o una red más amplia de Prevención de Violencia de Género que participe en la construcción de relaciones de género basadas en la igualdad, que contemple simultáneamente el placer, la corresponsabilidad, los derechos y el poder y la autoridad compartidos.

EJES DE TRABAJO   Martes 18 de Noviembre (Día 1)

  • Inauguración y palabras de bienvenida
  • Mesa 1: Experiencias en “Democratización” en México
  • Mesa 2: “Procesos de Transformación de los Participantes y factores que facilitaron esas transformaciones, participantes de la SCJN”.
  • Conclusiones del día

Miércoles 19 de Noviembre (Día 2)

  • Mesa 3: Experiencias en “Democratización” en Melilla, España.
  • Mesa 4: Experiencias en “Democratización” en Rosario, Argentina.
  • Mesa 5: Propuesta de “Democratización” en Colombia.
  • Mesa 6:“Procesos de Transformación de los Participantes y factores que facilitaron esas transformaciones, participantes de la UAEMex, Cd. Neza”.
  • Debate y conclusiones del día.

Jueves 20 de Noviembre (Día 3) o   Mesa 7: “Enfoque de democratización: ¿qué otras dimensiones necesitamos integrar? Y Construcción de la Red Internacional para la democratización de la vida cotidiana”.

  • Comentarios, propuestas, acuerdos.
  • Brindis de honor

 

Publicar una respuesta

  • (no se publicará)