INSTITUCIÓN FINANCIADORA.- Instituto Nacional de Desarrollo Social.

FECHA.- Julio de 2011 a diciembre de 2011.

PARTICIPANTES: Se formaron 22 mujeres líderes de la comunidad. La mayoría trabajan en el hogar, algunas de ellas esporádicamente son trabajadoras domésticas o hacen ventas por catálogo, y otras son monitoras o colaboradoras en los Comedores Públicos o Comunitarios, de la Secretaría de Desarrollo Social del DF. También se formaron a los 15 niños y niñas, hijos de las promotoras participantes (9 niños y 6 niñas). Se realizaron pláticas de coeducación comunitaria que impactaron a 467 personas de las comunidades beneficiarias de diferentes programas sociales (338 mujeres y 129 hombres), UAVIF´s (Tlalpan, Xochimilco y Milpa Alta), Comedores Públicos y Comunitarios (Tlalpan, Xochimilco y Milpa Alta) Escuela Primaria de Tepepan, y Parque la Tortuga en Tepepan.

 

SINTESIS DE ACTIVIDADES Y RESULTADOS:

Este  proyecto consistió en el fortalecimiento del grupo de promotoras comunitarias de la democracia en las familias, formado en el 2010 en Tepepan, para vincularlas con otros sectores sociales y que desarrollaran actividades de co-educación comunitaria para la democratización familiar, beneficiando a hombres y mujeres de las delegaciones de Tlalpan, Xochimilco y Milpa Alta.

Inicialmente realizamos un diagnóstico participativo de las necesidades de las promotoras y a partir del mismo diseñamos el programa de trabajo en conjunto.

En el desarrollo del proyecto reforzamos, en conjunto con el grupo, herramientas para la transformación de sus relaciones familiares y la promoción de estas transformaciones en otras familias de la comunidad.

Se conformó un grupo de 22 promotoras a quienes se les impartieron 8 talleres de formación en el enfoque de democratización familiar, a partir de las necesidades detectadas en el diagnóstico. Durante estos talleres las promotoras adquirieron recursos para detectar la violencia en sus relaciones de pareja y con hijos e hijas, y otros integrantes de sus familias. Al mismo tiempo que pudieron detectar esta violencia fuimos construyendo colaborativamente estrategias para promover convivencias de mayor respeto y corresponsabilidad en sus familias.

Durante estos talleres el grupo incorporó la metodología de trabajo del enfoque y mediante pláticas de coeducación comunitaria, dirigidas a hombres y mujeres de la comunidad, pusieron en práctica esta metodología y la dinámica aprendida.

Realizamos en total 15 pláticas de coeducación en democratización familiar, dirigidas a usuarios de programas sociales y educativos.

Transformaciones de actitudes en las promotoras: Las promotoras transformaron sus representaciones sociales sobre las relaciones de familia y por lo tanto sus conductas en la convivencia cotidiana con sus parejas, hijos, hijas, familia de origen, etc.

Las concepciones de autoridad rígidas y verticales de las promotoras las abordamos durante los diálogos constructivos en los talleres, donde ellas adquirieron herramientas para reconocerse como autoridades democráticas y construir nuevas modalidades de educación con los hijos, principalmente, y de negociación con su pareja. Identificamos estos cambios actitudinales en 3 áreas: 1. Desarrollo de autoridades compartidas entre hombres y mujeres, 2. Negociación en la pareja, 3. Visibilizar a niñas y niños como sujetos participativos. Al mismo tiempo las promotoras hicieron replicas de la metodología aprendida en diferentes espacios comunitarios.

Material didáctico:

Con los insumos de las reflexiones durante los talleres con las promotoras, realizamos un video didáctico que les quedó de apoyo para continuar realizando actividades de coeducación en su comunidad con las siguientes temática: “Mamá recargando baterías: desarrollando autoridades democráticas en las familias” y “Negociación entre hombres y mujeres”

Publicar una respuesta

  • (no se publicará)